legazin megabacter

Legazin

Legazín Megabacter Formato 120ml.

Precio de venta€17,80 EUR

Impuesto incliudo.

SKU: VIT7002
Cantidad:

MEGABACTER

Eficacia probada en pájaros afectados por megabacterias.

Alto poder reconstituyente.

Especies de destino: Canarios, jilgueros, exóticos, psitácidos, etc.

Formato: 120 ml


Legazín Megabacter Formato 120ml.

Legazín Megabacter, es un suplemento indicado para el tratamiento de las megabacterias.

Además su eficacia ha sido probada en pájaros afectados por megabacterias.

Contiene un alto poder reconstituyente.

Las especies de destino son: Canarios, jilgueros, exóticos, psitácidos, entre otras.

Formato: bote de 120 ml

Ingredientes del Legazín Megabacter:

Extracto de plantas y hierbas medicinales.

ANALISIS:

Proteína Bruta:

<1%, Grasa Bruta: <0,1%, Fibra Bruta: <0,1%, Cenizas: <0,1%, Sodio: <0,1%.

MODO DE EMPLEO:

4 gotas en 30 ml de agua, de 10 a 20 días.

También puede administrarse directamente en el pico 1 gota durante 4 días.

Se debe conservar en un lugar fresco y seco, para que no se pierdan los nutrientes.

Las Megabacterias:

Son hongos ascomicetos, levaduras.

Por eso, su nombre común viene determinado por su morfología, ya que tienen forma similar a unas bacterias de gran tamaño y durante muchos años se pensaba que eran bacterias anómalas, muy largas y grandes.

Y además que no respondían bien a los tratamientos para su eliminación. Finalmente, se ha confirmado que son hongos.

Además, estos hongos tienen una distribución geográfica muy extensa, habiéndose descrito su presencia en varios continentes.

También su presencia es común en aves de producción pero también en pájaros de compañía.

Hasta hace poco se creía que afectaban exclusivamente a las aves pero se han encontrado unos hongos, muy parecidos a las megabacterias, en muestras clínicas de perros y gatos afectados por trastornos respiratorios.

Las megabacterias se alojan en el aparato digestivo, en el istmo, que es la zona que se encuentra entre la parte glandular de la molleja (proventrículo) y la parte muscular (ventrículo).

Cuando estos hongos proliferan, hacen que aparezca gran cantidad de moco en el lugar en el que están creciendo, dificultando la digestión de la comida.

Además, en los casos más graves, invaden las paredes donde se encuentran y dilatan el proventrículo llegando a provocar úlceras.

También, en algunos casos se han descrito inflamaciones intestinales asociadas a las megabacterias.

Pero esta situación parece producirse de forma secundaria a la debilidad del animal.

El contagio se produce a los pollos a través de la alimentación de los padres y a otras aves por contaminación oral-fecal.

Es decir, los animales excretan en las heces las megabacterias y las aves que acceden a ellas se contaminan también.